Historia de la Cosmética Natural

Sabemos que la Cosmética tiene su origen muchos años atrás, antes de que los químicos coparan el mercado, es por ello que elaboramos este resumen histórico, que nos presenta el uso de la Cosmética desde Egipto hasta la antigüedad:

EGIPTO

La cosmética en Egipto cumplió un papel preponderante, dejando un amplio legado de frascos cosméticos que han sido hallados en tumbas reales. Incluso al ser tan importantes dentro de la sociedad egipcia, antes de la aparición de la moneda, los productos cosméticos podían ser utilizados como forma de pago. Los egipcios usaron las hierbas aromáticas en perfumes y rituales a dioses. Se dice que Cleopatra se bañaba en leche mezclada con miel; otra reina egipcia que se caracterizó por el cuidado de su cuerpo fue Nefertiti. Como cremas limpiadoras utilizaban por ejemplo aceites (vegetales o animales) mezclados con polvo de piedra caliza. Según el papiro médico Ebers encontramos un exfoliante a base de polvo de alabastro, sal del Bajo Egipto y miel; también este mismo papiro menciona una crema contra las arrugas compuesta por incienso, cera, aceite de moringa y ciprés. El problema de la pérdida de cabello podía ser tratado con aceite de ricino o mirto. Al maquillarse los ojos utilizaban polvo verde de malaquita. Como desodorante corporal podemos encontrar el uso de incienso o mirra entre las ropas. Los egipcios son considerados los primeros en utilizar el perfume para su uso personal más allá del religioso.

GRECIA

La palabra cosmética proviene del griego y significa "que se utiliza para la higiene o belleza del cuerpo, especialmente del rostro". Aquí se establece la diferencia entre la cosmética como adorno o decoración estética y la orientada al cuidado personal. Los griegos incorporaron la importancia del baño y los masajes en la vida cotidiana. Aparecen entonces los "kosmetes", profesionales dedicados al cuidado y belleza del cuerpo. Tal era el cuidado por la belleza que se decía que "en Atenas no había mujeres viejas ni feas". La prioridad de esta época era la de eliminar toda la grasa corporal a través de la gimnasia, los baños y los masajes.
Hipócrates (460-370 a.C.), conocido como el padre de la medicina, recomendaba aromáticos baños y masajes diarios.

ROMA

Los romanos utilizaron los aceites esenciales en medicinas, masajes, perfumes y rituales. Heredaron tanto la cultura egipcia como la griega en el cuidado personal. Los soldados romanos eran conocidos por llevar mirra en las batallas con el objetivo de curar sus heridas. Como suavizante de la piel podemos encontrar fórmulas en base a extractos de limón, rosa y jazmín. Contra la piel seca y las arrugas se utilizaba cera de abejas, aceite de oliva y agua de rosas. Los dientes eran blanqueados a través del uso piedra pómez en polvo. En Roma encontramos entonces los "cosmetriae", esclavos a cargo de todos los servicios de tocador, y las "ornatrices", sirvientas especializadas en belleza y peluquería. Los romanos ya hacían uso de un producto utilizado actualmente en cosmética, que es la lanolina.

EDAD MEDIA

En la Edad Media la pobreza, las guerras y las epidemias produjeron que la cosmética fuera casi abandonada, el culto al cuerpo se fue dejando poco a poco. La iglesia católica en su periodo de represión no permitía que las mujeres utilizaran productos que las hicieran ver atractivas o deseadas, la vanidad o el culto al cuerpo eran considerados pecados. Situación que poco a poco se fue revirtiendo gracias a las Cruzadas en Occidente del siglo XI al XIII, lo que derivó en un intercambio maravilloso de productos cosméticos originarios de otras culturas.

RENACIMIENTO

El Renacimiento como su nombre lo indica fue una época en donde se "renació" de un periodo oscuro anterior. Los valores griegos y romanos fueron readquiridos, y la cosmética volvió a su lugar admirado dentro de la sociedad. El cuidado de la piel fue prioritario, sobre todo lograr un aspecto sumamente blanquecino. Sin embargo la higiene era descuidada y la cosmética podía utilizarse para esconder malos olores y suciedad. En el siglo XVI los monjes de Santa María Novella, crean el primer laboratorio de productos cosméticos y medicinales.
El primer jabón comercializado lo fabricó en 1884 un tendero de Lancashire llamado William Hesketh Lever. A partir de este emprendimiento surgieron marcas famosas de jabones como lo es Lux.

René-Maurice Gattefossé

Los aceites esenciales que hoy conocemos, fueron descubiertos por casualidad a principios de este siglo (en la década de 1920), por un químico francés llamado René-Maurice Gattefossé quien trabajaba en su laboratorio en la búsqueda de un nuevo perfume, al producirse una explosión que le quemó la mano y ante la desesperación sumergió la misma en un frasco con esencia de Lavanda. Al ver el alivio inmediato que esto le produjo, sumado a que posteriormente no le quedaban marcas de la quemadura, se sintió empujado a estudiar en profundidad las propiedades de los aceites, dando origen a la Aromaterapia.
Durante la segunda guerra mundial, esparciendo unas gotas de lavanda en los lugares donde estaban los heridos, a fin de contrarrestar el fuerte olor existente en esos sitios, aquellas heridas donde la esencia había caído, comenzaban a cicatrizar más rápidamente y las infecciones tendían a desaparecer.
Poco a poco la cosmética fue alejándose de los productos naturales y utilizando elementos creados a través de diferentes investigaciones científicas. Pero el uso de cosméticos sin productos químicos en nuestra piel ha comenzado a resurgir, cobrando la importancia y la atención que hoy en día merece, el hombre ha regresado al contacto directo con la naturaleza.


Autora: Marina Gimena Deon.