Escritos sobre Bioenergía y Cromoterapia
EL COLOR AZUL Y EL 5TO. CHAKRA

Cuando hablamos de colores solemos decir colores cálidos o fríos. Esta clasificación está tan arraigada que la calidez o la frialdad son los primeros atributos que vienen a la mente al hablar de tonos. No son atributos avalados por investigación científica alguna, ya que calidez y frialdad son sensaciones. Por lo tanto, surgen primariamente del ámbito de lo empírico.
Colores cálidos son aquellos que ya hemos visto en los números anteriores de la revista, están más asociados con el calor; por ejemplo, el fuego, el sol, la sangre. Los colores cálidos por excelencia son el ROJO, el NARANJA y el AMARILLO, junto con todas sus gamas y combinaciones intermedias. En el otro extremo, los colores fríos son los que parecen transmitir quietud y están asociados con climas y objetos gélidos. Van del CELESTE y el TURQUESA al AZUL, ÍNDIGO Y VIOLETA, con sus respectivas gamas y combinaciones. Dentro de esta primera clasificación, el VERDE se halla a mitad de camino entre los cálidos y los fríos, y se inclinará hacia uno u otro efecto según se aproxime más, respectivamente, al VERDE AMARILLENTO o al VERDE ESMERALDA.
Hoy hablaremos del color Azul. Este color tiene muchas interpretaciones, para algunos es el color de la conciencia celestial, la verdad, la armonía, la tranquilidad y la esperanza. Una mujer con ropa azul celeste suele despertar la faceta protectora en los hombres. El rojo enciende las pasiones, el azul las calma. Los tonos más suaves pueden calmar los nervios. El azul es un color tranquilizante y muchas veces se usa en las habitaciones de los delincuentes violentos y los enfermos mentales. La ropa azul claro proporciona la mejor protección contra los rayos de Sol en los trópicos. En su aspecto negativo, demasiado azul puede resultar deprimente y provocar un sentimiento de melancolía en personas que se encuentran bien de salud. El azul combinado con el verde puede estimular el nivel más alto de talento y creatividad en el arte y la música. El azul es refrescante y relajante para nuestro sistema, aquieta nuestras energías y tiene efectos antisépticos. Fortalece y equilibra el sistema respiratorio, y es excelente para tratar la elevada presión sanguínea y cualquier alteración de la garganta. Es uno de los colores más saludables para los niños. También se puede utilizar el azul para despertar la intuición. El azul es muy efectivo cuando se combina con colores cálidos que se encuentran en su rango de color y cuando se combina con colores del espectro rojo-naranja. También se puede utiliza para despertar la expresión artística y la inspiración.
El Chakra laríngeo se encuentra en la base del cuello, en la zona de la laringe. Se relaciona con las glándulas tiroides y paratiroides, cuyas funciones son controlar el metabolismo y el equilibrio corporal. Su color predominante es el AZUL.
Su nombre en sánscrito es Vishudda, que significa "purificar". Está compuesto por doce pétalos o vórtices giratorios. Se asocia al éter y la audición. La expresión física del buen funcionamiento de este chakra consiste en ayudar a manifestarnos con la voz. Se lo relaciona con el sonido y tiene mucho que ver con la expresión vocal y la comunicación verbal. La sobreactividad significa que se está utilizando mucha energía y como resultado surge un cansancio pronunciado y una tendencia a la fatiga precoz. La actividad baja revela pesadez y lentitud en los movimientos corporales y una marcada propensión a las anginas y resfríos. En el nivel emocional este chakra favorece la sensibilidad ante el sonido y, en algunos casos, los sonidos de "otras dimensiones", es decir no físicos, intuitivos. Las personas activas en el uso de la voz, sean cantantes u oradores públicos, muestran un desarrollo mayor de este centro. La expresión negativa consiste en la dificultad de expresarse y una tendencia a permanecer en silencio y retraído de los demás. El azul controla el chakra laríngeo, a menudo definido como el centro del poder y "el más grande centro creativo en el cuerpo del hombre". Esto es así porque es su más grande centro de autoexpresión. ¡Qué bueno sería poder meditar sobre el poder creativo o destructivo del lenguaje!.
Los rayos azules, como son relajantes traen tranquilidad y quietud a la mente de quienes están preocupados, excitados o en estado nervioso. Sometiéndose a la luz azul de equilibrio y serenidad, fijándola por medio de su anhelo, se restablece el poder de la conciencia, el cual está directamente unido con esta clase de vibración azul. Es dentro de la radiación de esta luz azul-índigo que ocurre constantemente un renacimiento de las células, porque dentro de nuestro microcosmos, nuestros moléculas no mueren, se transforman. Es como el viejo principio alquímico "...nada se pierde, todo se transforma...". Las expresiones mentales positivas del chakra AZUL sugieren conciencia espiritual e interés en los aspectos más cultivados de la vida, como el arte. La persona cree en la necesidad de tener tiempo para estar a solas para reflexionar, contemplar y meditar acerca de la vida en general. Con frecuencia existe una tendencia a filosofar sobre el sentido de la existencia y una búsqueda de conocimiento de la naturaleza interior. En su aspecto negativo, los procesos de pensamiento suelen concentrarse en cosas que tienen poca o ninguna relevancia cotidiana. Puede existir desgaño y dificultades para llevar las cosas a la práctica.
Metales que irradian azul: estaño, plomo, cobalto, cobre, níquel, zinc, cadmio, manganeso, aluminio, titanio.
Alimentos: la mayoría de las frutas azules, ciruelas azules, arándanos, etc.
Efectos del azul: su luz es tranquilizante, astringente. Este color se relaciona con la ciencia y la invención. Parece tener su lado negativo, tal como emplear la búsqueda inventiva para obtener adelantos físicos, y con ello producir armas de guerra. También "ver el azul del mar" nos produce esa placentera sensación de distensión y al mismo tiempo de actividad. El lado positivo del azul suele ser atribuido a las cuestiones espirituales: la verdad, nobleza, grandeza, generosidad, honradez, etc.". Se dice muchas veces que la verdad es lo sublime y lo brutal, esto es más conjetura y realista.
El AZUL sugiere espiritualidad y orden. Quienes lo visten muestran deseos de paz, tranquilidad e incluso soledad. Es un color que no produce amenaza. Es muy probable que el individuo que lo luce valore la lealtad y la honestidad. Una persona que usa demasiado el color azul, además de buscar la belleza de la espiritualidad, la ecuanimidad, tiene una tendencia a estar demasiado absorbida en sí misma. Lo cual puede llevarla al retraimiento y la inhibición, que provienen y sostienen una falta de confianza en sí mismo y en la propia capacidad para manejarse en situaciones cotidianas. Este color indica búsqueda de una sensación de paz, tanto interior como exterior. Es una energía espiritual sanadora que parece reflejar el deseo íntimo de Sara. Sugiere que ella tiene necesidad de descanso.

Ejercicio de Terapia para el 5º Chakra
Podemos trabajar de pie o sentados con la espalda erguida pero no rígida, la mirada hacia el frente, los brazos a cada lado del cuerpo.
Cerramos los ojos. Alzamos los brazos estirados hacia el frente del cuerpo con las manos abiertas y los dedos extendidos. Los brazos y las manos paralelos. Las palmas se enfrentan. Sostenemos los brazos en esa posición a la altura del chakra base, imaginamos que entre nuestras manos hay una bola de luz roja. Subimos los brazos, a la altura del 2º Chakra, la luz se vuelve naranja, al pasar por el 3º se torna amarillo. Cuando pasa por el 4º se transforma en verde y a la altura del Chakra laríngeo se transforma en azul. Nos detenemos allí, vamos sintiendo que la bola de luz azul se intensifica y aumenta su fuerza y su energía. Cuando sentimos que eso está en su punto culminante, acercamos la bola a la zona de la garganta. Dejamos que el color azul impregne toda el área y sentimos como se va relajando y al mismo tiempo aumenta la energía de la garganta. Esto nos va a ayudar para que nuestra voz salga plena, con mucha fuerza, poderosa, clara y límpida.
Repetir el ejercicio cuantas veces sea necesario.
Incluso podemos adaptarlo a todos y cada uno de los Chakras.

"Todos merecemos una mejor calidad de vida..."

Autora: Lic. Monica Agras.
Revista Crecimiento Interior Nº 79, Año 9, Marzo del 2002







Volver a la página principal