Escritos sobre Salud Natural
Miso, Tofu, Seitan...
¿de qué me hablan?

Estos nombres, tan conocidos para quienes conocen la Macrobiótica, son un profundo misterio para quienes aún no han entrado en el camino de la alimentación natural. Se trata de productos fabricados con cereales, que reemplazan a la carne en cuanto a sus propiedades y que además incorporan nuevos sabores para paladares habituados a la comida argentina tradicional.
Les contaré de qué estamos hablando.

EL MISO
Se trata de una pasta realizada con soja fermentada con cereales, sal marina y agua. Es de color oscuro y de consistencia semidura. En su fabricación, se utiliza un fermento que se denomina koji.
Esta compuesta de aminoácidos esenciales relacionados con la regeneración celular. También posee lactobacilos ( como el lactobacilo GG, que hoy esta tan de moda), y también enzimas. Estos tienen la capacidad de transformar los elementos que llegan al intestino en nuevos productos nutritivos que recomponen la flora, al mismo tiempo que desechan de la sangre los residuos que pueden dañarla, en especial aquellos que provienen de la nicotina y de las bebidas alcohólicas.
El Miso contiene gran cantidad de proteínas, minerales y vitaminas, y provee además hidratos de carbono. Posee una larga vida (con el tiempo se pone cada vez mejor) si se conserva en un recipiente tapado en la heladera o a temperatura ambiente.
Es ideal para agregar a sopas o cremas con las que se preparan y espesan las comidas. No debe ser hervido, sino agregado al líquido ya cocido, revolviendo un poco hasta que se disuelva. En la comida macrobiótica, es un elemento infaltable.

EL SEITAN
Es la carne sin carne. Se extrae del gluten del trigo, que una vez cocinado toma la consistencia de la carne animal. Su preparación lleva un cierto tiempo ya que requiere un intenso amasado que permita la separación del almidón del salvado del gluten.
El Seitan es el alimento que provee las proteínas vegetales de mejor calidad. Puede prepararse en milanesas, arrollados, matambres, y muchos otros platos que generalmente se realizan con carne animal, pero con la gran ventaja de ser fácilmente asimilables.
Si Ud. ama cocinar, puede hacerlo usted mismo, y si no, puede adquirirlo en Dietéticas.

EL TOFU
Es el queso de soja. Conservando la consistencia y el sabor de un queso suave, el tofu se diferencia de éste último por no presentar los problemas que puede presentar la proteína animal con respecto a la formación de colesterol o ácido úrico. En muchas ciudades de Oriente, es casi la única proteína que se consume.
Entre sus propiedades se pueden nombrar todas aquellas que desarrollan las proteínas que todos conocemos: favorecer la calcificación y crecimiento de los niños, mejoramiento de la tonicidad muscular para personas que realizan actividades físicas o deportivas, relajar.
Se utiliza también en las medicinas alternativas como emplastos contra la fiebre.

Revista Crecimiento Interior Nº 19, Año 2.







Volver a la página principal