Escritos sobre Astrología
¿QUÉ LE REGALAMOS A UN NATIVO DE ARIES?

Es éste el primer signo del zodíaco. Por lo tanto, la entrada del sol en este sector inaugura un nuevo año. Así que ¡feliz año nuevo! y que todos reciban hermosos regalos tal como cada nativo se lo merece, a lo largo del mismo.
La nota de este mes trata sobre qué regalarles a los aguerridos, activos, valientes y deportivos arianos.

¿CÓMO ES ARIES?
Sabemos que Aries es el primer signo de fuego y que su cualidad es Cardinal. Así que, uniendo la acción, el dinamismo, la necesidad de producir un impacto en el mundo, con la energía, la proyección hacia el futuro y la expansión, tendremos el retrato de un ariano. Claro que muchas veces el exceso de dinamismo puede transformarse en intranquilidad o en inquietud, la enorme voluntad de hacer puede acarrear el desorden, la capacidad de renovación puede llegar a ser vista como incapacidad para terminar las cosas. Para la mayoría de los nativos de Aries los objetivos y las metas cambian continuamente. Cuando comienzan una cosa enseguida se cansan de ella y empiezan otra. Así, de acción, en acción, de situación en situación, no logran nada sólido, nada fundamental, porque les falta la serenidad para cosechar los frutos de cualquier hecho emprendido.
En virtud de sus características, Aries es un signo incansable. Tratará de vencer cualquier obstáculo que se le interponga en el camino, derrumbándolo, arrasándolo. Por eso si la vida le da algunos golpes, el desaliento es transitorio y al poco tiempo recupera sus energías que, por otra parte, gasta sin medida; emprende una nueva tarea rápidamente elabora nuevos planes y esta listo para comenzar de nuevo. Aries está siempre en actividad. Es un signo de pioneros, son los que toman las iniciativas y arrastran a los demás en su accionar. Aunque no sea persistente en lo que ha emprendido, otros terminarán, las cosas por él mientras nuestro ariano se aboca a otra cosa totalmente distinta con el mismo entusiasmo. Krishnamurti pedía al ser humano que "viva de instante en instante" y esto es precisamente lo que hace el nativo de Aries, siendo así el signo que mejor refleja al hombre real. Aries no gusta volver al pasado y si bien se proyecta hacia el futuro, tampoco tiene la paciencia suficiente o no tiene tiempo para mantener una determinada imagen del mañana en su espíritu. Por eso, de alguna forma, se acerca a este ideal de vivir "de instante en instante".
La mujer de Aries tiene la particularidad de ser muy enérgica e impulsiva. No soporta el tedio ni la dependencia y se maneja en la vida con la ley de la pasión. Tampoco le gustan las tareas hogareñas ni ser "esposa tradicional". Antes bien, compite con el hombre por el primer puesto y no se rinde así nomás a las circunstancias del entorno. Tiene coraje y desde pequeña es "la oveja negra" de la familia porque se rebela a la disciplina que le imponen sus mayores. No se rinde, no se somete; estas características perduran en la edad adulta. No acepta imposiciones ni órdenes. Debido al domicilio que el planeta Marte tiene en este signo, podríamos decir que la mujer ariana es la más masculina de todas por su arrojo, su coraje, su falta de paciencia, su frontalidad para decir las cosas, por su acción permanente enfocada hacia el logro del éxito, por su deseo de ser la última que se va a dormir cuando sale en grupo, volviendo sola a su casa cuando el gallo da la diana. Tampoco se somete en el amor y es de las que les gusta tomar al toro por las astas, arremetiendo con fuerza a través de iniciativas valientes despojadas de vergüenza. Es ardiente por naturaleza pero se entrega sólo a los que ella quiere y tratará de someterlos. Sus cóleras llegan a ser terribles pero no es rencorosa ni está mucho tiempo enojada.
Los niños de Aries son muy tozudos y ponen a prueba la paciencia de cualquiera. Como no ocultan nada, sus expresiones de amor, de alegría, de enojo o de rabia, son totalmente sinceras. Lo bueno, para educar a estos niños y canalizarles bien su agresividad, es ir poniéndoles obstáculos que ellos puedan derribar, al principio fácilmente y luego en forma más complicada. Tampoco hay que hacerlos vivir en la rutina. Por ser un signo de movimiento y actividad, es fundamental que todo lo que se le enseña sea en forma de juego, tratando de lograr que el niño se entusiasme con lo que está aprendiendo y al mismo tiempo se ría, para evitar cualquier tipo de crisis anímicas, a las cuales son muy propensos. Si es muy transgresor, le haremos comprender con paciente y calma autoridad qué es lo que debe aprender. En ningún momento podemos gritarles o imponerles las cosas autoritariamente porque arderá Troya. Algo que lo ayudará a desarrollarse sanamente es inclinarlo desde muy pequeño hacia los deportes y las competencias.

¿CUÁL ES EL MEJOR REGALO PARA ARIES?
Comenzando nuestra amplia gama de posibilidades, las ropas y atuendos rojos fascinan a estos nativos, pero más: todo aquello que tenga que cubrir o adornar la cabeza. Así, gorros, sombreros para la playa, vinchas, pañuelos. Si elegimos gorritos de lana, será mejor comprar los que tienen pompón. son afectos al último grito en materia de anteojos para sol o antiparras para la nieve. También apreciarán los protectores para las orejas que se usan en la nieve. También apreciarán los protectores para las orejas que se usan en paisajes helados. En ambos sexos: los aritos (discretos) si es posible con un brillante para ellos y con un rubí para las niñas. Especialmente para ellas: cosméticos, pestañas postizas, lentes de contacto de distintos colores, peines y peinetas con partes metálicas, adornos para el cabello y una variada gama de shampoos, cremas de enjuague, revitalizadores capilares y todo lo que se nos ocurra para este fin. Para ellos también va esta línea de cosmética capilar, agregando gel y mousse. Pero no nos olvidemos que el hombre se afeita y recibirá con beneplácito un set para tal fin o una afeitadora eléctrica, así como colonias o cremas pre y post afeitada.
Luego vendrá el turno a la indumentaria en general que, si es deportiva, tanto mejor. Un equipo que le permita sentirse cómodo para practicar su actividad preferida lo hará ponerse rojo y acalorado de contento.
Pensamos en el elemento de Aries y en el metal: el fuego y el hierro. Serán muy apreciados todos los objetos que sean cortantes, como cuchillos de caza o para la cocina. Pero también lo que mantenga confort de la parrilla y del hogar: atizadores, recipientes de hierro para el carbón o la leña, una vajilla metálica metálica para el quincho, cuchillos dentados y tenedores haciendo juego, un set de especias ¨muy picantes¨ armas ornamentales, trofeos de caza. También quedarán muy agradecidos con cajas y sets de herramientas, que les permitirán realizar las cosas prácticas de la casa. Al pensar en bebidas, las mismas tienen que ser muy fuertes, con alta graduación alcohólica y de sabores secos (whisky, gin, cognac vodka, ron, etc.).
Perfumes: lavanda, madreselva. Objetos: de hierro o acero. Posters o cuadros representando batallas, paisajes ásperos y escarpados, volcanes en erupción, oleaje embravecido, huracanes, lobos, gallos de riña, carneros arremetiendo contra obstáculos. En cuanto a reproducciones de obras famosas, no tengamos dudas en elegir las pertenecientes a los arianos Goya y Van Gogh.
Nuestros nativos de turno no tienen mucha paciencia para sentarse a leer largas horas, así que optemos en material bibliográfico pensemos en sus aficiones y echemos mano, sin vacilar a los libros relacionados con deportes, armas, caza, guerra, o aquellos que indican como hacer las cosas por si mismos como los libros de bricolage. No serán ajenos los textos de viajes o expediciones, de aventuras y ciencia ficción ni a las biografías de los arianos Juan Manuel de Rosas, Santa Teresa de Jesús, Casanova, Van Gogh, Goya, Emilio Zolá, Baudelaire, Landrú, el Lute, Chaplin, Nikita Kruschev.
Las arianas también gustarán de la obra de una ariana recientemente desaparecida y que se caracterizó por romper las reglas tradicionales de toda una sociedad: Marguerite Duras. De esta autora puedo recomendarles una de sus obras más polémicas: ¨El amante¨ .También apreciarán las películas de otra ariana, desaparecida el año pasado, y que planteó la postura de la mujer frente a la sociedad como fiel a sí misma, independiente y transgrediendo convencionalismos: María Luisa Bemberg. Aunque nuestra cumpleañera haya visto ¨Camila¨, ¨Miss Mary¨, ¨Yo, la peor de todas¨, ¨Señora de nadie¨, ¨De eso no se habla¨ no tengan dudas de regalárselas y quedarán muy bien. Si no, opten por películas protagonizadas por arianas como aquellos clásicos de Joan Crawford (¨Tal como somos¨, ¨La abeja reina¨), Bette Davis (¨Jezebel¨, ¨La malvada¨) y Doris Day (¨Amame o déjame¨, ¨Encaje de medianoche¨), o las recientes creaciones de Jessica Lange (¨El cartero llama dos veces¨, ¨Frances¨).
Ellos también gustan mucho del cine de acción y de aventuras, pero serán muy sensibles a los trabajos espectaculares de los arianos Christopher Lambert (¨Greystoke, la leyenda de Tarzán¨), Richard Chamberlain (¨El conde de montecristo¨), Marlon Brando (¨Nido de ratas¨), James Caan (¨Rollerball¨), Warren Betty (¨Reds¨), Alec Guinnes (¨Tumulto en alta mar¨), Gregory Peck (¨Moby Dick¨), Jean Paul Belmondo (¨El marginal¨), o las películas dirigidas Francis Ford Coppola (la saga de ¨El Padrino¨, ¨Apocalipsys now¨, ¨La ley de la calle¨, ¨Drácula¨). Aunque nunca dejarán de reírse y disfrutar con toda la obra del genial Charles Chaplin, también nativo del primer signo.
Con respecto a la música, hay varias opciones. Huyamos de las páginas musicales carentes de dinamismo y apelemos al Heavy Metal, la música country y también ¿por qué no? las marchas militares. La música ariana siempre tiene que tener un exceso de metales y percusión. Como interpretes, optemos por Eric Clapton, Elton John, Aretha Franklin, Diana Ross, Jacques Brel y el muy latino Luis Miguel, sin olvidar a Roberto Carlos. Como un regalo fuera de lo común: cualquier grabación de Vangelis (con preferencias ¨Carrozas de fuego¨ o ¨Cielo e Infierno¨).
A los niños les encantarán los discos de una inquieta rubia y espigada ariana, vestida con chaqueta militar: Xuxa. Si nuestros nativos tienen predilección por los clásicos, aquí va una serie de composiciones de arianos, que deben ser infaltables en la discoteca de nuestros nativos: Mussorgsky (¨Una noche en el Monte Calvo¨), Haydn (¨La Creación¨), Rachmaninov (los conciertos para piano), Bela Bartok (¨Concierto para orquesta¨), Prokofiev (los conciertos para piano y las 5 sinfonías) y Von Suppé (¨Obertura Poeta y Aldeano¨ o el Réuqiem¨). No descartaremos tampoco las óperas-rock de Andrew Lloyd Weber (¨Cats¨, ¨Evita¨, ¨El fantasma de la Ópera¨). Y con directores, el más clásico exponente de este signo: Arturo Toscanini (dirigiendo obras de Wagner o las sinfonías de Beethoven).
Y me despido por hoy. Les aviso que en el próximo número trataremos sobre qué regalarles a los taurinos, así que vayan preparando sus billeteras y sus tarjetas de crédito. Hasta pronto.

Autor: Alberto Peyrano
Revista Crecimiento Interior Nº 19, Año 2








Volver a la página principal